Colecciones

Colección de Joseph Jussieu Colección de Humbolt y Bonpland Colección de Sodiro
Colección de Hall, Jameson, Hartweg

Biocomercio Andino

Plantas Nativas de la Hoya de Quito

La  proximidad  de  la  ciudad  de  Quito  a  la  línea ecuatorial y la variación en altitud de sus zonas periféricas (desde la cima del guagua Pichincha, hasta el cañón del río Guayllabamba) es la causa de que un alto porcentaje de las cerca de 18.000 plantas vasculares del Ecuador, conocidas hasta la actualidad, haya  evolucionado  adaptándose en la hoya de Quito.

Presentación

Estamos seguros de que esta guía constituirá una herramienta muy valiosa para apoyar a los esfuerzos que se  realizan para proteger y difundir a las planta nativas de Quito y sus alrededores.  

Este documento se enfoca principalmente en las especies que fueron descubiertas y descritas por las expediciones botánicas en el siglo XVIII, XIX y XX.

La guía será de gran utilidad para las personas que desean conocer y que creen en la conservación de la riqueza vegetal de la Hoya de Quito.

Esta publicación hace referencia al nombre  científico y común de cada especie.  Se resume su distribución geográfica,  morfología y uso popular. Además, se incluye datos históricos relevantes de algunas de las especies.

Cabe resaltar que el desarrollo de este proyecto es el resultado de un esfuerzo de cooperación de instituciones comprometidas en fomentar una motivación y apropiación de nuestra biodiversidad. 

Finalmente resaltamos que es uno de los pocos documentos que se refieren a la flora patrimonial del Ecuador.

Carolina Jijón

Introducción

Desde  la  época  de  la  Misión  Geodésica  Francesa,  que  arribó  a  Quito  en 1736, comienzan las relaciones entre personajes de la historia y nuestras plantas:  Charles-Marie  de  La  Condamine  y  la  quina  de  Loja,  Antonio  de Ulloa y las plantas del páramo, Joseph de Jussieu y decenas de plantas de la Audiencia de Quito, las cuales fueron nombradas principalmente por los botánicos Philip Miller, Jean Baptiste de Lamarck, Louis Desrousseaux, Antoine Laurent de Jussieu, Christiaan Persoon y Alexandre de Cassini. Más tarde vendrán Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland quienes en el año 1802 residieron por cerca de seis meses en Quito y en el valle de los Chillos. Su aporte, con más de cien especies de plantas patrimoniales de la ciudad y su entorno, es solo el comienzo del que puede denominarse el siglo del conocimiento de la flora de Quito. Es así como, alrededor de treinta años después, el coronel Francis Hall recolectó muchas plantas patrimoniales de Quito y no solo él, pues se sumaron Theodor Hatweg, William Jameson, Eduard André, Richard Spruce, Alphons Stübel, Luis Sodiro, entre otros, y colaboron con ellos los mejores botánicos del mundo de su tiempo como Carl  Willdenow,  Carl  Kunth, Geoge  Bentham,  William  Jackson  Hooker, Georg Hieronymus y otros.

El actual Ecuador y la ciudad de Quito en particular, ya disponían de la información científica de miles y de cientos de plantas, respectivamente, hasta fines del siglo XIX, muchas de ellas propias de los ecuatorianos y de los quiteños. 

Al haber perdido, olvidado o ignorado esta información, comenzamos a asumir que las plantas de las quebradas, de los lotes baldíos, de los taludes, no tienen valor, son simplemente malas hierbas, son plantas que deben ser removidas o destruidas y reemplazadas por las propagadas en de los geranios africanos y de la gran cantidad de especies exóticas que se han tomado los espacios y la estética visual en parques, veredas y jardines de Quito. 

Hay  suficientes  especies  vegetales  nativas  para  que,  tanto  barrios  de  la  ciudad como diferentes poblaciones y zonas de la hoya, tengan sus propias plantas emblemáticas, por ejemplo: el arrayán de Quito, Myrcianthes hallii, es una especie nombrada en honor a su recolector el coronel inglés Francis Hall, ha sido declarada como árbol emblemático de Quito ya que, además de tener su propia historia, es un árbol hermoso, ideal para las veredas, de madera fina, con cuyas hojas se aromatiza una de nuestras bebidas tradicionales conocida como la colada morada. 

Otra especie patrimonial es el guabo de los valles de Cumbayá, Tumbaco y Los Chillos, Inga insignis; este árbol debe ser adoptado por sus habitantes como su emblema. Esta especie fue recolectada por primera vez entre Quito y Puembo por Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland. 

La mora de Castilla cuyo nombre científico es Rubus glaucus, es para la botánica una mora de Quito ya que la planta con la que se nombra y describe la especie fue recolectada en los huertos de la ciudad, que en el siglo XIX se encontraban hacia las laderas del Pichincha; los quiteños tenemos la suerte de contar con una fruta emblemática de Quito.

La  planta  herbácea  anual  denominada  allpa  chocho,  conocida  para  la  ciencia como Lupinus pubescens, debería llamarse allpa chocho de Rumipamba ya que esta hermosa planta anual fue descubierta en esa zona de la ciudad. 

Las mencionadas son solo una muestra de los cientos de especies de plantas patrimoniales de Quito y de su hoya.

De manera lamentable, los mismos habitantes quiteños y sus instituciones han ocasionado la destrucción del patrimonio vegetal de la ciudad, al rellenar quebradas y enterrar nuestro patrimonio natural, construir parques lineales sobre el patrimonio destruido y promover la siembra de especies exóticas, totalmente ajenas a nuestro paisaje, incluso creyendo por desconocimiento que son plantas nativas.

El nuevo paisajismo de Quito debe promover la conservación y restauración de las riberas de los ríos y quebradas, respetando así la naturaleza urbana. Una vez restauradas las riberas, tienen que estar conectadas con nuestra vegetación patrimonial a ser introducida en parterres de avenidas, veredas, parques y jardines; así se logrará la intercomunicación con el resto de la vida silvestre de la ciudad, sobre todo con las hermosas aves de Quito.

Ing. Carlos  Ruales

 

Agradecimientos

Expresamos nuestro profundo agradecimiento al Ingeniero Carlos Ruales, quien ha sido el mentor del Proyecto de las Plantas Patrimoniales de Quito. Su pasión y dedicación al estudio e investigación de esta categoría de plantas ha constituído un puntal para llevar adelante esta inédita e importante iniciativa en nuestro país. 

Agradecemos por su valiosa colaboración y comentarios al manuscrito a: Alicia Arias, Jessica Boada, David Neill, Juan del Hierro, Omar Araujo, Nora Oleas, Gabriela Jijón y Diego Caicedo.

 

Resumen de la declaratoria de las especies emblemáticas de la flora patrimonial de Quito

RESOLUCIÓN No. C 238

EL CONCEJO METROPOLITANO DE QUITO

“Visto el informe No. IC-2012-087 de 6 de marzo de 2012, emitido por la Comisión de Ambiente. “

RESUELVE

“Artículo Único:  Declarar el arrayán de Quito (Myrcianthes halli) como árbol emblemático del Distrito Metropolitano de Quito; a la salvia (Salvia quitensis) como arbusto emblemático de las laderas del Pichincha; a la guaba (Inga insignis) como árbol emblemático de los Valles de Tumbaco y los Chillos; a la tuna de San Antonio y Pomasqui (Opuntia soederstromiana) como planta emblemática de San Antonio de Pichincha y Calderón; al chocho de Rumipamba (Lupinus pubescens) como planta emblemática del sector norte de la zona de Rumipamba; al algarrobo de las quebradas (Mimosa quitensis), como árbol emblemático de las quebradas de Quito; y, a la mora de Quito (Rubus glaucus), como frutal emblemático de Quito.”…

“Disposición General Única: El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito,  a  través  de  sus  organismos,  órganos  y  dependencias  metropolitanas competentes, promoverá, a través de las campañas de educación ambiental, el conocimiento y valoración del patrimonio natural, y la investigación y la conservación de especies emblemáticas del Distrito.”

 

Instituciones Participantes

El Fideicomiso Programa de Buenas Prácticas Ambientales de la Secretaría Metropolitana Ambiental, fue concebido para promover, un cambio en la cultura ambiental y las prácticas cotidianas de los y las quiteñas, mediante la implementación de procesos sostenidos de formación ciudadana, movilización social y gestión ambiental. En ese marco se estableció la formación de Escuelas Barriales de BPAs con la finalidad de sumar voluntades y consolidar grupos comunitarios de PROMOTORES AMBIENTALES del DMQ, comprometidos en la práctica de una gestión ambiental con un enfoque de corresponsabilidad y participación ciudadana; contempla tres etapas que se desarrollan simultáneamente: Formación Ciudadana, Recuperación del Espacio Público y Consejería Puerta a Puerta.

La empresa pública metropolitana Quito Turismo apoya este esfuerzo y suma esta acción a su labor por desarrollar y promocionar turísticamente al Distrito Metropolitano de Quito y así lograr que los visitantes nacionales y extranjeros vivan experiencias inolvidables en la capital de Ecuador, que promueve prácticas de calidad, sostenibilidad e innovación. Quito es un destino que es cada vez más reconocido: en noviembre de 2012, Quito ha sido distinguido por la revista Traveler de National Geographic como uno de los 20 destinos por descubrir en el 2013, este reconocimiento se suma al gran título otorgado por la UNESCO, en 1978, como Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El Gobierno Provincial de Pichincha es un Gobierno Autónomo Descentralizado Provincial, comprometido con satisfacer las necesidades de la ciudadanía de la Provincia de Pichincha, en el marco de nuestras competencias, para contribuir con su desarrollo integral; con una gestión planificada, transparente, coordinada con otros actores, enfocada en resultados, con agilidad administrativa y la mejora contínua de la calidad de nuestros procesos, proyectos, productos y servicios. (Tomado de Política de Calidad, www.pichincha.gob.ec).

El EcoFondo es un fondo ecológico fiduciario de carácter privado, que nace por decisión voluntaria de OCP Ecuador S.A. y EnCana Corporation (“EnCana”). El EcoFondo se establece para apoyar los esfuerzos locales y comunitarios enfocados a preservar y conservar el patrimonio natural de los ecuatorianos, a través del cofinanciamiento de proyectos en áreas preseleccionadas.