Rubus glaucus

Rosaceae

Rubus glaucus Benth.

Nombre común:

Mora de Castilla, mora de Quito

 

INFORMACIÓN HISTÓRICA:

La mora de Castilla es un frutal nativo del Ecuador y, al contrario de lo que piensa la mayoría de la gente, no fue introducida desde Castilla (España). El botánico alemán Karl Theodor Hartweg, alrededor de 1840, recolectó por primera vez plantas de mora de Castilla en los huertos de Quito, ubicados en esa época en las laderas del Pichincha. La especie fue nombrada en el año 1845 como Rubus glaucus y descrita para la ciencia por el botánico británico George Bentham, para ello utilizó los especímenes de la colección de Hartweg. En la época colonial los quiteños se referían con el término Castilla tanto a los granos o productos venidos de España como a los productos de superior calidad, por ejemplo: la harina de Castilla o el arroz de Castilla son productos traídos de España, mientras que la mora de Castilla es una mora de excepcional calidad, es la mejor mora del mundo por su sabor. Para la ciencia y la botánica es una mora originaria de los huertos de Quito.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA:

Esta especie está ampliamente distribuida en América Central, desde México, y en América del Sur; en Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia. En nuestro país se encuentra en la región andina, desde los 1500 hasta los 3500 msnm.

MORFOLOGÍA:

Arbusto perenne, semierecto, de naturaleza trepadora, que puede alcanzar hasta los 3 m. Tiene varios tallos, de hasta 2 cm de diámetro, que forman una corona en la base de la planta y son redondeados, espinosos y azulados. Las hojas son trifoliadas con bordes aserrados, haz de color verde-azulado, envés gris claro hacia blanco-crema. El fruto es una baya, elipsoide, de color violeta oscuro, individual; más pequeño que los de la variedad norteamericana comercial.

USOS POPULARES:

La planta se utiliza en la construcción de cercas vivas. La mora del Quito, es una fruta tradicional y con ella se preparan los más deliciosos jugos, helados, mermeladas, arropes y otras delicias. El jugo sirve para combatir la acidificación de la sangre y para inducir el sueño. La infusión de los frutos y hojas se usa para tratar infecciones del hígado, riñones y pulmones. Los quiteños tienen la suerte de tener una fruta patrimonial que debe ser reconocida como la fruta emblemática de Quito.

ESTADO DE CONSERVACIÓN:

No valorado, pero probablemente no vulnerable.

MÉTODO DE REPRODUCCIÓN SUGERIDO:

Estacas, semillas.